3. Las fronteras de México


Corresponde a la sesión de GA 4.3 LOS VECINOS DE JUNTO

México limita al Norte con los Estados Unidos de América y al Sureste con Guatemala y Belice. Los espacios de las fronteras tienen características propias que son las siguientes:

La frontera norte tiene una extensión de 3 234 km. y está habitada por cuatro millones de personas aproximadamente. Es una extensa línea que significa mucho más que el límite que divide a dos países. Separa a la cultura sajona de la latina, el idioma inglés del español, la alta tecnología de la mediana y la tradicional.

Hace muchos años que la frontera norte se convirtió en una importante zona económica que atrajo a los mexicanos del centro y sur del país, que llegaron a establecerse en los municipios fronterizos de México, o bien irse hacia el "otro lado". El principal motivo por el que emigran las personas es económico; buscan una oportunidad para mejorar sus condiciones de vida.

La población que vive la frontera norte se enfrenta a una realidad cultural distinta a la occidental anglosajona de habla inglesa, donde predominan las religiones protestantes y grupos humanos como los caucasoides y negroides de los Estados Unidos. En contraste, del lado mexicano se encuentra la cultura occidental latina, de habla española, religión católica y grupos humanos caucasoides, amerindios y mestizos. Todo esto ha caracterizado a la frontera norte como un área de fricción, donde se encuentran dos grupos con culturas y tradiciones distintas, con lenguajes y grupos humanos diferentes La población mexicana de la frontera norte, a pesar de relacionarse con una cultura diferente y adoptar ciertas costumbres, no abandona la tradición nacional.

Graphics

La frontera norte de México propicia la convivencia de dos grupos culturales distintos.

La frontera que separa el territorio mexicano de Guatemala y Belice tiene una extensión de 1 179 km y está poblada por un millón y medio de habitantes aproximadamente; es una línea que divide tres países pobres y dependientes de economías como la estadounidense; estos países tienen en común haber sido colonias europeas, México y Guatemala de España, y Belice de Inglaterra.

Entre México y Guatemala la frontera no separa lenguas, culturas o grupos humanos diversos, sino estados con políticas y gobiernos diferentes. En cambio, con Belice hay diferencias lingüísticas y culturales por los distintos orígenes de sus pobladores: africanos, europeos, asiáticos, indios y mestizos. En México, como en Guatemala, sólo se encuentran estos dos últimos grupos.

De Guatemala llegan "braceros" a México, y de aquí algunos emigran a Belice. La relación entre estos países se da en condiciones semejantes, pero los conflictos centroamericanos han hecho de esta zona una frontera peligrosa.

El encuentro y la convivencia de grupos sociales distintos en ambas fronteras han desarrollado variantes de la cultura nacional: la euromestiza en el norte y la indomestiza en el sur; pero ambas son sólo eso, variantes de una misma cultura nacional, y esto a la vez las unifica y las caracteriza por su singularidad propia.

Los niveles de desarrollo económico son diferentes entre una y otra frontera. Las actividades productivas de la frontera norte -agricultura, pesca, manufacturas y servicios- se efectúan con un alto nivel de tecnificación; en cambio las del sureste -agricultura, pesca y servicios-, tienen una tecnología aún limitada. La industria y los servicios captan mucha población trabajadora en el norte, mientras que en el sur predominan las actividades agropecuarias.

La población y la cultura en la frontera norte son predominantemente urbanas, más de la mitad de la población vive en alguna de las siete ciudades mayores. En cambio, en el sur, dos de cada diez personas viven en alguna de las tres ciudades principales, las cuales todavía tienen fuerte influencia rural.

La inversión pública no ha sido siempre igual, existe la tendencia a concentrar los recursos en la frontera norte: por eso ahí están los grandes sistemas de riego, los medios de comunicación avanzados. En cuanto a la cultura, se encuentran las escuelas, los museos y las bibliotecas, lo que contrasta con las carencias que existen en la frontera sur.

La dotación o la falta de recursos económicos derivan en situaciones distintas; en el Norte viven mejor en promedio que en el resto del país, aunque el nivel de vida resulta bajo en comparación con el país vecino. En cambio, los mexicanos de la frontera sur, con niveles de vida inferiores al promedio nacional, cuentan con mejores servicios, o muy parecidos en relación con los países cercanos. Estas diferencias provocan niveles de satisfacción distintos. En el Norte se sienten insatisfechos porque piensan que necesitan más, mientras que en el Sur están conformes, aun cuando aspiran a mejorar.

Graphics

La frontera sureste no separa grupos humanos, sino estados diferentes.


[ Índice Conceptos Básicos ][ Previo ][ Nivel Superior ][ Siguiente ]
Conceptos Básicos